El periódico de Soy su voZ

Isabel López Sánchez

03/11/2023

Edición 06

BOLETÍN INFORMATIVO

Noviembre 2023

Enriquecimiento Ambiental: Clave en el Bienestar de Nuestros Compañeros Felinos.

Necesidades ambientales del gato.

El crecimiento de la domesticación del gato en los últimos 100-150 años ha provocado, en un gran porcentaje de ellos, problemas de estrés, desencadenando alteraciones del comportamiento y problemas de salud asociados.

Hay que recordar que el gato vivía en el exterior cazando pequeñas presas, y ahora ha pasado a vivir con nosotros dentro de casa, de ahí la importancia del enriquecimiento ambiental para asegurar la calidad de vida y bienestar de nuestros compañeros felinos, y tener gatos felices y sin estrés.

Los 5 pilares de la salud ambiental en los gatos.

Según la International Society of Feline Medicine (ISFM) y la American Association of Feline Practicioners (AAFP), los 5 pilares básicos de salud ambiental en los gatos son los siguientes:

1.- Proporcionar un lugar seguro:

Los felinos, en la naturaleza, son tanto depredadores como presas, de ahí su carácter precavido y temeroso. Por ello deben de tener uno o varios lugares donde poder ocultarse y controlar su entorno sin ser molestados.

Los lugares escogidos por el gato como zona segura pueden ser muy variados: desde zonas elevadas (estanterías, torres, armarios…), hasta zonas escondidas y oscuras (huecos, cajoneras…). Es importante que estos lugares tengan al menos una salida que permita al gato escapar en caso de necesidad.

2.- Proporcionar suficientes recursos:

  • Comederos: si son varios mejor, importante que estén alejados de los areneros, preferentemente de cerámica o cristal, bajos y anchos, ya que no les gusta que sus bigotes toquen el borde.
  • Bebederos: si son varios mejor para favorecer que beban más agua, mismos materiales y ubicación que los comederos, importante renovar el agua a diario.
  • Areneros: preferentemente amplios, bajos y anchos, mejor arena aglomerante, importante limpieza diaria con pala y limpieza profunda (renovación de tierra y desinfección del arenero) cada 7 o 10 días.
  • Zonas seguras y de descanso: camas preferentemente mullidas, lugares tranquilos donde esconderse (cuevas, refugios, cajas…), lugares donde escalar y subirse (torres, estanterías…).
  • Rascadores: con una buena estabilidad para que el gato se sienta seguro al usarlo.

3.- Proporcionar oportunidad de juego:

El gato debe tener su tiempo de actividad a lo largo del día. De lo contrario, puede desarrollar conductas molestas como lanzarse a nuestros pies mientras caminamos simulando la caza.

Tan importante como jugar con el gato es saber hacerlo correctamente, sin usar las manos (para evitar lesiones), y utilizando pelotas, cuerdas, juegos interactivos, bolas dispensadoras de comida…

4.- Proporcionar interacciones adecuadas y positivas:

Debe ser el gato quien inicie las interacciones, nunca forzarlo a ello. Si un gato no quiere interactuar en un momento determinado, es mejor dejarlo y esperar a que sea él quien se aproxime. La manipulación es mejor tolerada en la parte de la cabeza y las mejillas, mientras que se debe evitar en el abdomen, ya que los gatos perciben esta zona como vulnerable.

Algunos de los signos que muestra un gato cuando está relajado y desea relacionarse:

  • Parpadea lentamente.
  • Ronronea, emite sonidos de llamada.
  • Se frota la cabeza contra tu mano u otras partes del cuerpo.
  • Intenta subirse a tu regazo.
  • Busca estar próximo a ti, quedarse quieto junto a ti.

5.- Proporcionar un entorno respetuoso con el sentido del olfato:

El olfato en los gatos es un sentido muy desarrollado, que usan, entre otras cosas, para comunicarse. Los olores provenientes del entorno, de otros gatos y de sí mismos, son analizados constantemente y permiten identificar lugares y otros gatos y personas como conocidos, lo que influye en que el gato se sienta relajado y libre de estrés.

Por eso:

  • Debemos respetar los sitios donde acostumbra a pasar su cabeza para impregnar su olor (marcaje facial), o como mínimo, no eliminar continuamente estas marcas que les generan sensación de seguridad.
  • Para los gatos su olor tiene un efecto tranquilizante y aunque lógicamente hay que lavar su cama para eliminar la suciedad, no se debe de hacer muy a menudo y, sobre todo, se tienen que evitar detergentes con olores muy intensos que puedan resultar molestos para el gato.
  • En la limpieza, no es aconsejable usar productos que contengan amoníaco ni lejía, ni siquiera para limpiar la orina (ya que es contraproducente).
  • Puedes usar feromonas sintéticas para enriquecer el ambiente
  • No se debe cambiar continuamente de colonia o ambientador.
  • Se deben evitar productos con olor a cítricos por resultar desagradables para el gato.

Hay que tener en cuenta que los cambios para enriquecer el ambiente no se deben de realizar todos a la vez, porque se podría obtener el efecto contrario, creando una situación de estrés para los gatos al cambiar bruscamente su entorno.

En resumen, cuando convivimos con un gato es fundamental conocer sus necesidades físicas y etológicas para garantizar un entorno lo más adecuado para ellos. Proporcionar un ambiente respetuoso con sus necesidades contribuye a que nuestros compañeros felinos estén más relajados y equilibrados, y podamos disfrutar plenamente de su compañía.

FUENTES:

  • Los cinco pilares básicos para el bienestar del gato. Blog Clínica Veterinaria Recuerda.
  • Enriquecimiento ambiental para gatos. Experto animal.