3
Herramienta exclusiva para el gato feral, donde se recogen sus derechos, haciendo especial énfasis en que:

“JAMAS SERA CONFINADO EN ESTABLECIMIENTOS CERRADOS NI TESTADO SIN FINES TERAPÉUTICOS INDIVIDUALES”

El Gato Feral tiene derecho a:

  1. No ser molestado ni agredido física ni psíquicamente.
  2. Recibir, disponer de agua y alimentos aptos.
  3. Tener un refugio discreto, seguro y limpio.
  4. Ser esterilizado y marcado en la oreja, para evitar ser reintervenido (CER).
  5. Ser retornado a su colonia tras la esterilización.
  6. Estar identificado y censado.
  7. Ser reconocido con sus necesidades etológicas específicas.
  8. Vivir libremente en la calle sin ser desalojado de su territorio y grupo originarios.
  9. Ser gestionado por entidades de protección animal y ser atendido por cuidadoras formadas.
  10. Ser atendido adecuadamente ante signos de sufrimiento o enfermedad.
  11. Ser protegido por la Administración que es su responsable y a protagonizar campañas de difusión de sus derechos.

Fuente información:  FdCATS

Decalogo DGF page 0001